domingo, 21 de febrero de 2016

64

El día está sepia. Parece  que la calima en breve caerá en lluvia de barro ensuciando aún más los acontecimientos.  La voz en el grito. El nido vacío. Los hijos heridos de espanto y mudos de dolor.
Tiemblan las ramas desnudas como si hubiesen arrimado el hombro. Como si a sus espaldas pasearan el féretro.

 Se abren heridas y en las retinas parpadea el eco que trae la mañana. El clima está tan húmedo como los ojos. 

9 comentarios:


  1. Para lavarlo todo, incluso el sepia.
    No sé si verá más nítido, si los ojos verán otra cosa.
    Un placer leerte, Sandra, gracias, y gracias por la belleza.
    Un abrazo, salud

    m.

    ResponderEliminar
  2. Dicen que a veces el tiempo se equipara al corazón...
    Genial. Vuelvo pronto❤

    ResponderEliminar
  3. Esos acontecimientos embarrados con los que nos desayunamos casi todas las mañanas se ducha y quedan relucientes como el jaspe, cuando se nos ponen delante de los ojos letras jabonosas higiénicas y fragantes transparentes de las tuyas SANDRUSKI... el clima exterior es inevitablemente frío, húmedo y despabile en invierno... solo si instalamos una buena calefacción dentro podemos sobrevivir a las inclemencias atmosféricas ... mil gracias por tu calorcito preciosa... eres como un bidón en medio de la noche donde calentarse las manos los indigentes de palabras mágicas jaja yo ando así de bidón en bidón calentándome por aquí aja Mil besos y que tu finde sea tan cálido y azul brillante como tú.

    ResponderEliminar

  4. Debería despabilarme de una vez y escribir bien pero no soy capaz... quise escribir DESAPACIBLE .. pero el corrector me odia, ya lo sabes ;) MuaaksS!

    ResponderEliminar
  5. Hay días que nada más nacer ya nos traen malos presagios.Y más en estos en que el panorama no es muy alentador lo miremos por donde lo miremos.Tu prosa es una fotografía de uno de estos días invernales sin apenas ilusiones en el horizonte.

    Un placer Sandra.

    ResponderEliminar
  6. Adoro tu manera de escribir, me quedo esperando leer más.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Las heridas se cuelan por las rendijas del alma.

    Un placer leerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar